Blog

28 May 2015

Los días explosivos

Días explosivos

Nos gusta mucho hacer promociones.

Pactar descuentos con nuestros proveedores, tanto de insumos como de muebles y colchones, buscar juntos diferentes fórmulas que repercutan en la economía de las familias, encontrar esquemas que reduzcan costos, compras de oportunidad, pagos anticipados, casi todo se vale en el afán de obtener para nuestros clientes el mejor mueble al mejor precio.

La clave está en la relación entre precio y calidad, ese equilibrio honesto es el que hace que florezca la percepción de honestidad en los clientes y eso, junto con el respaldo que dan cincuenta años de trayectoria y cincuenta tiendas operando, se traduce en prestigio, que a su vez, se convierte en confianza. Comprar en D’Europe es un ejercicio inteligente, todos los ingredientes ventajosos aparecen en la operación. Garantizamos calidad, honestidad, sabemos que no nos darán nunca gato por liebre, garantizamos actualidad, diseño, vanguardia, sabemos que mantenerse durante tantos años a la cabeza del mercado es una labor que requiere actualización constante. Garantizamos respaldo, garantía efectiva y real que da a nuestros muebles un valor agregado tangible, y finalmente garantizamos formalidad, oportunidad y precio.

 Garantía, respaldo y calidad

Días explosivos.

Los precios explosivos son producto de una negociación con los fabricantes en función de lotes concretos de producción. En algunos casos se han pactado hasta series especiales en producciones nocturnas con los empleados para que salgan al público con un precio menor, en otros casos es cuestión de volumen, se corre el riesgo y se hace una compra programada que abarata los costos en distintas partes de la cadena, desde la materia prima, la fabricación o el transporte; y la suma de todos esos ahorros se aplica al precio final. Otros productos entran a un juego de competencia interna y la mejor manera de obtener un lugar en la tienda es compitiendo con éxito contra nuestros propios productos.

Al final, el principal favorecido es nuestro cliente, pero no es el único, cuando eso sucede, D’Europe es también un ganador. Vendemos más cada día, tenemos más clientes satisfechos, mejores ofertas y seguimos creciendo en México y con México. Al fin y al cabo ese es uno de los objetivos primarios de nuestra empresa. Intentamos vivir mejor cada día y eso incluye a nuestros empleados, cada vez más motivados e incentivados, a nuestros socios comerciales que cada día venden más y mejor, a nuestros clientes que pueden elevar su nivel de vida invirtiendo menos en sus muebles y obteniendo calidad para muchos años.

Las promociones en D’Europe son verdaderas y ese es quizá el argumento más poderoso para explicar su éxito.